Analytics

Temas y Tips

7 jul. 2016

Dile adiós a la tos, flema, gripe y limpia tus pulmones con este antiguo remedio

Una de las enfermedades más comunes que podemos padecer en cualquier momento del año y hasta en varias oportunidades, es el resfriado, aunque son más comunes durante épocas de frío de lluvia y se producen porque el sistema inmunológico se debilita y no tiene las fuerzas suficientes para eliminar el virus.

El resfriado o gripe común en la mayoría de las veces viene acompañado de  rinorrea o secreción nasal, congestión nasal y estornudo, como también dolor de garganta, tos, dolor de cabeza u otros síntomas, es de fácil contagio puesto que se transmite  muy fácilmente, a través de diminutas goticas aéreas que se van liberando cuando una persona con este padecimiento estornuda, tose o se suena la nariz.
Vale destacar que los síntomas suelen presentarse 2 o 3 días después que se entró en contacto con el virus, aunque en algunas ocasiones puede presentarse hasta una semana después del contagio los primeros síntomas que son congestión nasal, rinorrea o lo que es lo mismo obstrucción nasal que impide respirar con normalidad, carraspera, estornudo, tos y flema.

      ¿Cómo eliminar de manera natural la gripe?

Existen diversas maneras para prevenir el contagio de esta enfermedad debes seguir las siguientes recomendaciones en primer lugar debes lavarte las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos, y si en el momento no tiene agua y jabón disponibles utilice un limpiador de manos a base de alcohol, ya que los virus que pueden causar la gripe pueden vivir en las manos.
En segundo lugar evita  tocarte los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar, ya que la gripe puede entrar a nuestro organismo de esta manera y hacer que se enferme, y si visualiza a alguna persona con este virus aléjese lo más posible. Pero si lamentablemente ya te contagiaste de este virus puedes aplicar este excelente natural.
remedio 1
Solo necesitarás cuatro cucharadas de miel y medio kilo de zanahoria, el procedimiento es el siguiente luego de lavar las zanahorias pícalas en pequeños trozos y luego añádelas en una olla y déjalas allí hasta que hierva  y estén totalmente suaves, luego cuela y deja enfriar para luego hacer un puré pero no descartes el agua ya que luego debes añadirle un poco de miel y mezcla con el puré.
Debes tomarlo por lo menos tres veces al día después de cada comida y verás cómo en pocas horas te sentirás mejor.
fuente: bigbam.net

Remedios Caseros