Analytics

Temas y Tips

28 jun. 2016

Albañiles Empíricos “Desafían” La Gravedad De Una Forma Asombrosa!

Mide dos veces y corta una vezMás que retórica simplemente correctiva, es una frase que se ha arraigado en nuestro cerebro con la mayor de las intenciones; enraizada en la idea de que siempre es mejor calcular cuidadosamente el siguiente paso que dar un salto ciego.
Anuncios



Si bien es un enfoque de sentido común para la mayoría de actividades cotidianas, especialmente en la construcción; hay un grupo especial de constructores de ladrillo que simplemente se niegan a seguir este dicho y son “Los Bovederos”.
Anuncios

En el corazón de Querétaro, México, trabajadores de construcción de ladrillo practican un arte intuitivo que tiene profundas raíces en Cataluña, España. El usuario de YouTube Coleman Priske el 8 de Septiembre de 2015, subió el video que verán en el día de hoy, en el cual se puede ver a maestros  artesanos que construyen un techo abovedado de ladrillo sin ningún marco o montaje de techo. Todos “los bovederos” utilizan simplemente su experiencia, sus instintos; su palustre y los materiales de construcción; pero no vemos que utilicen mediciones ni nada por el estilo.
Para crear un techo curvilíneo  con ladrillos y sin la necesidad de ningún marco, los constructores tienen que utilizar un mortero de fraguado rápido para permitir que el ladrillo se sostenga después de haber sido golpeado ligeramente en su lugar”, según un artículo publicado en el sitio web de servicios inmobiliarios y de estilo de vida de Barcelona, SuiteLife . Los techos abovedados, conocidos comúnmente como bóvedas catalanas, o bóvedas (de ahí el apodo de “bovederos”), se colocan a mano, ladrillo tras ladrillo, sin medir o precortar. Como se puede ver en el video,  construyen estos edificios sobre la marcha, mediante el uso de sus paletas para cortar rápidamente ladrillos hasta obtener el tamaño adecuado que necesitan.

Mira el vídeo aquí:
 
Anuncios

Remedios Caseros