Analytics

Temas y Tips

4 may. 2016

Al Principio Creyó Que Era Una Vena Varicosa, Pero Resultó Siendo Algo Aterrador!


Este hombre creyó tener una vena varicosa en su pie; pero empezó a parecerle extraño, dado que presentaba una picazón que parecía insoportable.

El hombre 42 años de edad, del cual no se conoce su identidad, acudió a los médicos del Peking Union Medical College, en Beijing, quejándose de la marca en su pie, la cual se asemejaba a una vena varicosa. La erupción le había aparecido un mes antes, después de regresar de unas vacaciones en Nigeria, y era muy pruriginosa.

Los médicos examinaron el pie y encontraron una marca roja y resaltada con una margen ondulada. Fue entonces cuando al paciente le dieron una noticia que le revolvió el estómago: debajo de su piel tenía alojada la  Larva Migrans Cutánea; una infección cutánea parasitaria producida por larvas de anquilostomas.
Estos parásitos intestinales generalmente viven en los intestinos de  animales domésticos como perros y gatos y liberan sus huevos a través de sus heces, por lo general en zonas de arena de playas o debajo de las casas.
Los seres humanos pueden llegar a infectarse a través del contacto con estas heces, cuando caminan descalzos en las playas o en cualquier suelo que haya sido contaminado con dichos residuos. El parásito se aloja en la epidermis, la capa externa de la piel, ya que carece de las enzimas necesarias para excavar más profundamente en el cuerpo. Cuando la erupción se manifiesta, se observa con mayor frecuencia en los pies, la espalda, los gluteos, los muslos o el abdomen. Finalmente, al hombre se le suministró albendazol, un medicamento antiparasitario y semanas después, la marca finalmente desapareció de su pie.



Remedios Caseros